Labels

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Singles en Butterfly


El sello catalán Butterfly sigue arriesgando en su apuesta por el rock & roll de todo pelaje. 4 pequeñas rodajas de vinilo en ediciones limitadas de 500 copias, como novedades para continuar ampliando su catálogo de singles. 
El guitarrista británico Sir Bald Diddley sigue dando guerra, ahora con Louie and the Louies con los que giró por nuestro país hace unos meses. Después de un single para su propio sello, Alopecia, con Standoff/Birdman, ahora nos entregan un E.P. con cuatro cortes, dos de ellos instrumentales. The Exotic Sounds of...incluye Louie-Ville que es una pieza clásica, que a la primera escucha no dice mucho, pero acaba quedándose en la recámara del oído y vuelve a ti a la que te despistas. Cerrando en la vuelta, Landlocked, de escuela maestro Link, de hecho puede pasar por una continuación de Rumble, marcando las diferencias, claro. Hacen bueno el dicho, el que tuvo, retuvo...
Visita: www.myspace.com/dothelouie 
Rockanroll de corte greaser británico es el que practican los finlandeses Cosh Boys, cuarteto teddy boy ya curtido en el circuito de festivales europeo que en Motorcycle Gang, también E.P de cuatro temas, incluyen dos cortes instro. El espíritu rautalanka revive en su lectura del Skyline, de los Violents, aunque me quedo con su composición Valerian '64, un temazo space que si nos llegara de la mano de los Rapiers, ya estaría entre las favoritas de la escena. No te la pierdas.
Los otros dos lanzamientos son los de los souleros Confidents y la segunda entrega de Fabulous Ottomans, un single con sus clásicos en directo Take a Trip y Thanks, Mr. Postman, nuevos trallazos ritmanbluseros que acabaré quemando como su primer EP.


El Regalo Perfecto


El regalo que todo surfer espera por estas fechas (con tanto frío mejor guardar la tabla unos meses).
Diseñado por Reinhard Staupe y galardonado con el premio al mejor juego de mesa familiar en Alemania, en el año 2006. La firma Playroom lo pone ahora en circulación en el mercado norteamericano. El juego viene recomendado a partir de 7 años, pueden jugar de 2 a 5 jugadores y cuesta 20 dólares.
Que de qué va??, pues está claro, son cartas radicales de vacas surfeando para evitar caer de la tabla, hay 58 cartas de olas y 21 de obstáculos...gana el que menos wipeouts hace. Ni Magic, ni Play, ni Wii, pasa unas Navidades Delirantes a más no poder!!!.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Twin Tones-Capello Di Mariachi


Formados a finales del 2002, los mexicanos Twin Tones llegan al que creo es su tercer disco, Capello Di Mariachi, cambiando de sello (Grabaciones Alicia por T-Vox Records) y de responsable de sonido: ahora es Esteban López, guitarra de Lost Acapulco...y ¡¡qué sonido, señores!! les ha salido un cañonazo de disco impresionante. Han tomado las ideas iniciales de Nación Apache (2005), con el instro-western como obsesión y los arreglos que hasta ahora parecían meros apuntes aquí y allá (trompetas, bongos, samplers, slide, diálogos de películas o acordeón) explotan a lo grande en Capello con un repertorio de 10, del primer al último corte.
México 1970, Último Tren a El Paso o el título que abre y da nombre al disco, serán del gusto de los seguidores de Coronas...es más, podrían perfectamente formar parte del repertorio de los madrileños. Cumplen uno a uno, todos los mandamientos del género: el aire desértico (La Escopeta del Diablo), lugares comúnes (la cálida En un Rincón de Almería) títulos tópicos (Trío de Mercenarios o esa maravilla que es Buena Suerte, Forastero), sones de cantina ( Django Burdel) y por supuesto, temidos pistoleros (Tony el Rápido). 
Han olvidado por fin los experimentos raros con el formato de sus anteriores trabajos: siendo Cds metieron Nación Apache en un estuche de DVD y  Salón Chihuahua (2006) en una carpeta de single, no son unas ideas muy comerciales que digamos...han dejado el envoltorio gráfico del CD en manos del Dr. Alderete, que por esta vez se parece a Javier Aramburu.
Si como a mí, Planeta Twanger de sus compatriotas Los Twangers te pareció uno de los mejores discos de este año, en Capello Di Mariachi tienes una perfecta continuación (algo tendrá que ver que Gabriel López y Enrique Casasola sean guitarra y batería de ambas formaciones). ¡Y pensar que en el DF ambas bandas suelen compartir escenario!.
El trono de reyes del western instrumental sigue siendo suyo, al menos en mi reproductor. 

domingo, 7 de diciembre de 2008

Iluminado Alderete

Hace ya una década que el grandísimo ilustrador argentino Jorge Alderete, dejó esta tierra para instalarse en el DF mexicano...y el Foro Alicia lo atrapó. Yo Soy Un Don Nadie es el libro que la editorial francesa Black Cat Bones ha puesto en el mercado, resumiendo la mágica relación entre el genio y la emblemática sala.
Prologado por Bruno Galindo (habitual en las páginas de El País) y WarPig (aporreador de Lost Acapulpo, entre otras muchas actividades) repasa el variado público del garito, a través del retrato de sus habituales. 42 dibujos que reflejan mejor que la fotografía, el alma de un lugar de conciertos y vida nocturna en cada uno de sus visitantes. Músicos (muchos, la inmensa mayoría) pero también artistas, dealers, currantes del lugar...se asoman a página completa a este catálogo de habitantes (mejor agitadores) culturales de la ciudad más mutante del planeta, en una edición sin lujos, simple y efectiva al 100%. 
Cuando supe de su publicación pensé bien, por fín un compendio de esos fabulosos carteles que Jorge hace para el Alicia...cuando confirmé que su contenido era de retratos, me decepcioné en parte...ahora que está en mi poder, me parece uno de los trabajos documentales más alucinantes de los últimos años. Una labor antropológica que al menos a mí, que tengo la suerte de tener en mis estantes discos de casi todos los protagonistas del libro, me ha servido para poner rostros y datos en su sitio. Nunca comparable con una noche compartiendo con ellos concierto y cervezas, seguro...pero todo llegará, nunca se pierde la esperanza de conocer un sitio como el Alicia. Gracias, Jorge. 
Yo soy un Don Nadie 1998-2008 Surf, Garage y Rockabilly en el Alicia. Jorge Alderete. Precio: 18 euros. Texto en 3 idiomas: francés, inglés y castellano.
Info: www.blackcatbones.org
        www.jorgealderete.com
    


domingo, 23 de noviembre de 2008

LongBoards - Motorhythm

Los seguidores de las Reverb Series estamos de enhorabuena, el sello El Toro Records retoma la edición con el segundo trabajo de Long Boards, la mejor banda mundial de surf (que son vascos, chaval...). Y repiten todo, formación de trío, estudio de grabación y productor: Circo Perrotti-Jorge Explosion; hasta número de versiones con respecto a su debut de hace un par de años, Big Surf.
14 cortes que abren con Tour de France y oh, oh...la primera de raca-raca, chunda-chunda, un piñón fijo para empezar, pues mal vamos. Motorhythm se olvida del mar y arranca motores, empezaba a recordar por qué llevo con el disco desde primeros de septiembre y lo tenía aparcado en un montón de cds, sin reseñar...pero no, llega el momento western y Going Nowhere sube enteros, una preciosa melodía envuelve sonidos polvorientos. Ahora sí, las composiciones propias ganan calidad con respecto a su primer disco: Del Mar, Le Mans son potentes y suenan de miedo, sobre todo Mothra, un tenebroso homenaje a las sesiones dobles de cine con monstruos gigantes arrasando Tokyo, incluso desde el aire. Pero mis favoritas son Surf City Girl, un medio tiempo soberbio, uno que es enamoradizo por naturaleza no puede evitar caer rendido ante temas como este y Old Race Car, hot rod music instrumental en estado puro que no desentonaría lo más mínimo en el repertorio de Straitjackets, por ejemplo. Las versiones pasan por una venturera revisión del Lullaby of the Leaves de la Orquesta de Ben Selvin, un innecesario paseo por Harlem Nocturne y dos visitas al repertorio de DIOS, un ajustado Mr. Guitar y un perfecto I'm Branded...del que Link estaría orgulloso.
Espero verles en directo por tercera vez y olvidar las dos anteriores donde superaron mi cupo reservado a grupos trabajando para lucimiento del guitarra, lo que el público ajeno etiqueta de aburrido rollo instrumental...el surf instro pajillero nacional ya tenía un támden en Coronas: Krahe-Pardo, al que permito ese tipo de exhibiciones en escena (que ahora de aburrido tiene muy poco), con más no puedo, lo siento, mi caprichoso oído tiene estas cosas. Supongo que será la edad...

sábado, 22 de noviembre de 2008

Los Derrumbes en directo

De nuevo la capital vuelve a defraudarme. Una de las mejores bandas instrumentales de este puñetero país y en la sala no llegábamos al medio centenar de asistentes. Mis disculpas a los cántabros, porque ni tan siquiera la manoseada crisis sirve de excusa (¡¡8 euros la entrada!!).
Empiezan tarde y nos hacen sufrir el teloneo de Los Blue Jeans, unos esmerados músicos que a estas alturas de la vida nos ofrecen un set lleno de tópicos de todos los palos posibles (de Gene Vincent al Roadrunner, de Elvis al cierre con Shout...) con buenas maneras, pero faltos de chispa, vamos el grupo ideal para animar una reunión de empresa, una boda o fiesta familiar. Comparar lo suyo con un concierto de rock'n'roll es como llamar karaoke a lo que disfrutamos la noche anterior con Barrence Whitfield y los Hi Risers en el Sol (descarga de screamin'n'roll que se resume en una sola palabra: BESTIAL).
Abrieron su show en Gruta-77 con uno de los temas que incluye su nuevo EP, la revisión del Shockwave de Zorba & The Greeks. Con un repertorio que incluye versiones en un 90% (Out of Limits, Drums A Go-Go, Movin', Pacifica, Bombora, ActionMargarita, Mag Wheels, Burnin'Love...) interpretadas con pasión, demostrando buen gusto al dejar los tópicos del género fuera y ¡qué coño!, cualquier banda española que reivindique a Los Ágaros merece el mayor de los respetos (de nuevo bordaron su Buffalo).También sonaron sus clásicas en directo Black Sand Beach, Mk-II, No tengo Tabla y Krakatoa e incluso estrenaron un medio tiempo precioso: Sunset.
El toque añadido del saxo invitado les vuelve por momentos ritmanbluseros, lo que les hace ganar enteros desde mi punto de vista y para rematar la diversión del show, esa go-go simpática y marinera de contoneos surferos, pone el toque femenino que les faltaba y aviva los comentarios entre los aficionados que hasta entonces discutían sobre las Teisco, esas guitarras raras que no son las Fender habituales. En definitiva, otra excelente ración de música instrumental para disfrutar, aunque ellos parecen sufrir ejecutándola...hey, chicos no estaría mal unas sonrisas de cuando en cuando... que son ustedes cojonudos, aunque Madrid no responda como se merecen.     

jueves, 20 de noviembre de 2008

Raymond Scott en el bolsillo


Cuando aún estoy recuperándome de tanto muñeco reproduciendo a los dos candidatos a la Casa Blanca, obsesionado y horrorizado ante algo más detestable que la idea de poner la figura de un político encima de la tele o en las estanterías junto a los discos...encuentro esto. A primeros de Diciembre sale a la venta un muñequito del Sr. Raymond Scott, increíble pero cierto!!.
Responsable de uno de mis discos favoritos de todos los tiempos: Reckless Nights & Turkish Twilights (localizable en CD de Columbia de 1992 o en la reedición del sello Basta en el 98), este hombre, acompañado de su orquesta, con el quinteto o en solitario rodeado de aparatos increíbles, le ha puesto música a cientos de cartoons, anuncios, teleseries, a los primeros viajes a la luna (en Rocket to the Moon, de 1950) y a varios discos para tranquilizar a los bebés, entre otras miles de cosas.
Resumiendo, mejor pasen por su web oficial para cotillear: www.raymondscott.com y decirles que nombres como Mastretta o Combustible Edison nunca hubieran sonado sin su existencia.
La figura lleva chaqueta de tela intercambiable, un packaging retro ilustrado muy chulo, un CD con 5 temas, 2 de los cuales son inéditos y una reproducción detallada de su mini Clavivox (sí, también inventó aparatejos musicales). Lo ha diseñado Archer Prewitt y comercializa la firma Presspop Gallery. A incluir en su carta a Papa Noel (o a los Reyes, no vamos a entrar en discusiones tontas a nuestra edad...)

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Africa sorprende

Uno se ha pasado muchos años negándole a los amigos que el continente africano fuera una mina musical, más por autocensura consumista (abrir más caminos al vicio arruina la cartera) que por desconocimiento. Nadie niega la calidad de los recopilatorios del sello alemán Piranha, los volúmenes de Ethiopyques, Fela Kuti, la Orquesta Baoba, las últimas referencias de Vampisoul...pero todos estos sonidos, sean del año que sean, se encuadran más en territorio soul, funky y rock setentero, con mucha percusión vale...que en lo que a servidor le tira más, es decir rock'n'roll primitivo, instro de todo pelaje y ritmo & blues añejo (de esto sí hay más localizable). Hasta que cae en las orejas una salvajada como Gazumbi con el subtítulo de African Sixties Garage, recopilando perlas fabricadas en las colonias de Angola, Mozambique, el Congo y Sudáfrica durante la gloriosa década sesentera. 20 trallazos que van del garage más crudo al soul sin aditivos. La mayoría suena a chatarra, pero bien, no te dan ganas de salir corriendo a levantar la aguja. 
En lo nuestro, 4 instrumentales aderezan el menú. Dos firmadas por los angoleños Os Kriptons, un Billy Boom de guitarra hiriente que hubiera quedado perfecto en cualquiera de los 3 primeros Strummin' Mental. Y la inquietante Manga Madura con un bajo mortal taladrando en primer plano. Algo más clásicos, desde el Congo, por entonces colonia belga, Les Krakmen, romperán tu cintura con Krakmen Twist. Y abriendo la cara B, una joya anunciada como deudora de los mejores Shadows, pasados al lado oscuro, Murder by Contract, de los mozambiqueños Os Rebeldes, con una alucinante sección rítmica. Olvida tus prejuicios, la selección es más que recomendable, la tirada muy corta, 700 copias y en poco tiempo será pasto de e-bay, seguro. Solo en vinilo, edita Nosmokerecords.

jueves, 6 de noviembre de 2008

The Surfites and The Concussions


El sello de Bellingham Double Crown, no ceja en su lucha por el rock’n’roll instrumental y la música surf. Ya son diez años de batalla, que podríamos considerar por número de referencias en estos tiempos que corren, como esforzadamente productiva. Toda una década dedicándose, no a recuperar material del pasado, perdido o descatalogado, con el que se suele tener siempre unas mínimas ventas aseguradas, sino apostando por editar la obra de grupos actuales que mantienen viva la llama del género. Tras poner el listón bien alto con el disco Carpe Noctem de The Madeira vuelven a la carga dos nuevos artefactos instro.
Escapades in Space es el segundo trabajo de los suecos The Surfites, la banda de estudio -no actúa en directo- liderada por las guitarras de los hermanos Klas y Jack Fjellgrem, veteranos de la escena escandinava desde sus andaduras con The Daytonas (grupo vocal e instrumental formado a finales de los ochenta junto al ex–Stomach Mouth, Lars Kjellén y con cuatro álbumes en su haber). Los Fjellgren vuelven a componer y producir todos los temas. Repiten también los mismos músicos de sesión con quienes grabaron su expléndido debut, Big Pounder, del pasado año. Pero si en su anterior entrega encontrabas referencias al salvaje oeste, islas piratas o el antiguo Egipto, en esta ocasión han optado por plasmar un trabajo instro-conceptual, en el que todos los temas se relacionan con el espacio exterior. No falta un hot-rod lunar (Moon buggy) o un stomp marciano (Mercurian surf stomp), cuerpos celestes con melodía redonda (Comet’s tail) o engendros robóticos con melodía estrambótica (Marching robots). Pero si hay algo que cuide especialmente esta banda de Estocolmo, es su sonido. Lo suyo es la primera ola del surf, un viaje directo a los años dorados de la primera mitad de los sesenta. Se acuerdan de Davie Allan & the Arrows en Danger ahead, pero las referencias principales a sus guitarras burbujeantes deberían situarse entre los Astronauts y los Super Stocks. Una pena no poder disfrutar de su buen hacer en directo. Quizás cambien de idea algún día.
Magic fingers es también la segunda entrega de The Concussions. Un disco instrumental -que no surf-, que me ha parecido bastante interesante. Esta banda de Michigan definió modestamente su debut de 2004 Introducing The Concussions como “…si Joe Meek hubiera grabado a los Ventures…”. Por problemas de agenda del señor Meek, fue Pete Straitjacket Curry quien produjo aquel disco y en este ha quedado relegado a mezclador y percusionista en tres de los temas, asumiendo el guitarrista y líder de la banda Dick Chiclet las labores de producción, grabando en mono en su propio estudio vintage. Otros colaboradores son el saxofonista jazzero Wilton Machen y la virtuosa trompeta con cuatro décadas de trayectoria de Danny Barber, vientos que aportan agradecidos solos a Beach Ball y la muy destacable Stiletto respectivamente. Imagino que la referencia a Ventures no iba por los primeros años del grupo de Nokie Edwards y los suyos, sino por la etapa en la que estos abrieron totalmente sus miras estilísticas. Cuesta definir el sonido instrumental de estos Concussions. Son capaces de tirarse a un esquema de rhythm&blues (Guitorgan) como de crear un hibrido inclasificable a base de extravagantes teclados (Tillie the soiler). Por obvio que pueda parecer, triunfa a primera escucha su versión del And I love her de los cuatro de Liverpool. También lo hacen temas propios como la pieza de blues-surf titulada Curb feelers o la calidez de Allskate. Y aunque creo que alguna melodía o riff necesitaría algún hervor adicional, el disco no deja de entrar sin problema de principio a fin. Otro tanto para Double Crown, a los que deseamos por lo menos otros 10 años publicando material así.
Diego R.J.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Pop Surf Culture, el libro.

Apostamos que sería un gran libro simplemente con un adelanto hace meses, ahora que está en nuestras manos, podemos afirmarlo con criterio. Si en tu colección no faltan los libros de la editorial alemana Taschen: The Book of Tiki, Surfin' Icons, Tiki Modern, Stocked! o el grandioso repaso a la carrera fotográfica de Leroy Grannis. Atesoras los firmados por John Blair sobre surf music, el fílmico Surf Movie Tonite y estás enganchado a la revista Dumb Angel Gazette (4 números en 20 años, eso es hacerse de rogar). Tienes todo eso y más... y aún no estás satisfecho con acumular iconografía californiana de los 60, puede que esta maravilla gráfica sacie tus ansias por un tiempo, si eres tan maníaco obsesivo acumulador como el que esto firma.
La labor recolectora de iconografía vinculada con el movimiento surf que han llevado a cabo sus dos autores: Domenic Priore y Brian Chidester, es impagable y cuando menos digna de sana envidia. Cientos, miles de programas y carteles de conciertos y proyección de documentales, recortes de prensa, revistas de moda, portadas de vinilos, Cds, fotogramas fílmicos, fotos rarísimas...una auténtica gozada visual. Organizado con buen gusto, siguiendo la cronología tópica, pero necesaria para evitar desvaríos, los distintos capítulos son amenos y combinan perfectamente lo comercial, lo más conocido, con lo extraño y las rarezas: los clubs, la escena en Hawaii, el pastiche psicodélico y el efecto surf en los hippys, el arte de Mike Dormer, el surf musical de interior y en la costa este... Para entender el babeo al pasar las hojas, simplemente se para uno en un cartel de la batalla de las bandas en el Deauville Castle Club de Santa Monica y observa que durante 3 días de marzo de 1963, pasaron por escena: The Chantays, Lively Ones, The Sentinals, Original Surfaris, Dave Meyers & Surftones, The Rhythm Kings, The Breakers, The Centurians, Jim Waller & The Deltas y muchos más...el paraíso absoluto para el fan instro surfer.
Sobre el texto, pues depende de gustos, seguro que en alguna opinión les pasa lo que a mí y no coinciden en algo con los autores, pero todo está bien documentado y añade curiosidades de primera mano en declaraciones de sus protagonistas originales. Como dato sorprendente de banda de por aquí, los norteños The Longboards aparecen en el Top-10 de bandas indispensables de la tercera Ola del revival, seleccionada por la Dj Tiki Tena, junto a Lost Acapulco, The Surfites o The Ghastly Ones, entre otros.
Recuerden Pop Surf Culture, edita Santa Monica Press, $39,95.
 

Live Aventures of...Shig & Buzz


En 1994 el sello californiano Mai Tai Records publicaba un disco excelente, Double Diamonds, firmado por Shig & Buzz, de escuela instrumental europea clásica, eso que los norteamericanos etiquetan como sonido británico para no complicarse la vida comparando a Shadows con Ventures. La grabación se la montaron dos señores: Peter Buzz Miller (fino guitarrista de los Jaywalkers en los 60s y con disco posterior en Double Crown como Bonney & Buzz: Rock-Ola) y el súper-hiper-mega batería Shig Komiyama (The Phantoms, Mach IV, Shitones, Aquavelvets, Meshugga Beach Party...). Como no podía ser de otra manera cuando juntas dos estrellonas (que se lo creen...) el disco cosechó buenas críticas, pero ellos se enfadaron y se mandaron a hacer gárgaras mutuamente. Tanto que durante 7 años los temas del disco los versioneaba cada banda que tocaba por la zona y cada uno defendía la autoria del total del disco por su lado...un jaleo, vamos. El señor Komiyama, más espabilado y para celebrar el 10º aniversario del lanzamiento, lo volvió a grabar el solito en el 2005, tocando todos los instrumentos y lo reeditó en su propio sello con 4 cortes extras. Double Diamonds Deluxe fué elegido mejor disco instrumental del 2006 por la revista Pipeline y cosechó varios premios y honores ese mismo año. Vamos lo que le faltaba al juanpalomo de las baquetas para fliparlo...eso sí, se cargó la preciosa portada diseñada por Shag de la 1ª edición.
Ante el éxito, montó banda, registró el nombre y a tocar sin parar. Su siguiente disco, Sonic Traveler, corrió suerte parecida y el reconocimiento general les llevó a telonear a The Mermen y Violent Femmes en una amplia gira por los USA. De ella se han extraído los cortes que incluye su nuevo trabajo, el directo Live Aventures of... autopublicado en el sello Shig-A-Sonic (simple y sencillo nombre, como a él le gusta). Ironías aparte, el disco es un más que acertado compendio de buen hacer en vivo. Desde la apertura con el clásico Latinia al cierre con otras dos versiones: un Bumble Bee con violín desquiciante y Dark Eyes. Lo mejor en medio, con los temas propios, Big Foot, Fog City, esa maravilla que es Lost Train, Hawaii o Shooting Star. Roger Rocha está soberbio en las labores guitarreras, como el resto de la banda...esperemos que no se cabree con ellos y tenga que regrabarlo todo en otros 10 años.

jueves, 23 de octubre de 2008

The Mohawks

Todo el mundo se auto-convence que una página de temática instrumental es un espacio para el surf exclusivamente...y no.Aquí dejamos un hueco para reseñar la excepción, una reedición indispensable de un discazo sin voces: The Champ, de los británicos The Mohawks.
De nuevo Vampisoul pone las cosas en el sitio que merecen. Esta maravilla del sonido groove, sampleada en mil y una grabaciones, sobre todo de hip-hop, reeditada anteriormente en vinilo en el Reino Unido, se ve ampliada en su edición española con 6 temas extra. Grabado en Londres en 1968 cuenta con los arreglos y la dirección musical de uno de los magos del sonido Library Music, el organista Alan Hawkshaw. Su todopoderoso Hammond sonó durante años en series, cortinillas y anuncios televisivos, siempre fabricados en los estudios KPM, de donde también salieron joyas firmadas por Alan Moorhouse, Keith Mansfield o Alan Parker. Acompañó a éstos en sus discos, además de aparecer, con su nombre o firmando con seudónimos, en cerca de ¡¡7000!! sesiones de gente tan dispar como Donovan, Serge Gainsbourg, Georgie Fame o el Black is Black de los Bravos. Incluso fué teclista de los Shadows en varias de sus giras. Hawkshaw fué sin duda el mejor de todos los compositores del sonido biblioteca y esta fantástica obra lo demuestra: funk y soul cocinados a fuego lento, de musculosa melodía y contundente ritmo. Tras un título tan simple se esconden coletazos del mejor nivel sesentero: Señor Thump, The Champ, Rocky Mountain Roundabout...  antesala perfecta para comprender el escalón sonoro que predominaría en la década siguiente, sobre todo en las pistas de baile. Si eres poseedor del CD, Mo'Hawk de hace unos años, tan solo se repiten 4 cortes con esta edición, que cuenta, como no, con versión en vinilo. 
Mr.Bongos.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Ugly Things


Hace unos años tuve la suerte de encontrar en París, en la tristemente desaparecida USA Records, en un cajón de singles, uno que firmaban The Temptations. Dejándome llevar por los dos títulos de la galleta "Blue Surf/Egyptian Surfer" lo eché a la bolsa. Y mira que la jugada me ha salido mal montones de veces, pero ese día la suerte estaba de mi lado y descubrir Blue Surf fué una alegría, de hecho sigue visitando habitualmente mi giradiscos. Pueden ustedes encontrarla en varios recopilatorios (Surfer's Mood Vol.3 del sello Romulan, por ejemplo). Pero como pasa a menudo con los singles norteamericanos, buscar información sobre ellos resulta una labor dura y a veces, imposible. Uno de esos enfermos obsesionados con rescatar el sonido sixties, Mike Stax, ha vuelto a rescatarme de la ignorancia años después y en el nuevo número de la biblia Ugly Things, el 27, le dedica ¡¡30 páginas!! a la saga de otra de esas bandas de teen-rock'n'roll de Orange County de las que nosotros conocemos un par de discos y resulta que se pasaron 20 años tocando: The Spats (en la foto). Vecinos de los Surfmen (convertidos luego en The Lively Ones) son recordados en la escena actual por su Go Go Yamaha, recuperada por los Neanderthals de Eddie Angel y fueron el grupo más longevo de Dick Johnson que formó parte de The Nomads en 1962, los mencionados Temptations, el Dick Johnson Sextet y finalmente The Spats. El artículo es impagable, además de por su excelente apartado gráfico, como siempre en la revista, por su ingente acumulación de datos biográficos. Por fin he podido descubrir que las dos canciones se grabaron en los Western Recorders de Hollywood el 15 de mayo de 1963 y lo que me sonaba raro en Egystian Surfer, era un oboe. Mil gracias, Mike.
Una interesante entrevista en inglés a Mike Sulsona, batería del grupo, aquí:

Marea Misterio


Instrumental Surf Acoplado Vol. 1 reza el subtítulo del CD, editado en México por Estridencia Latina Discos, Marea Misterio. En él han participado 13 bandas locales y tres invitadas: los cafres brasileños Los Muertos Vivientes, los almerienses The Cosmic Vampires y nuestros alicantinos favoritos, Dirty Surf (en la foto). El disco incluye 27 temas con el denominador común del trallazo instro, mucha juventud y ganas de darse a conocer. Del elenco de grupos chingones me quedo con Samurai Surfer y Los Delgadillo, aunque como suele ocurrir en toda recopilación, hay de todo, para que cada cual disfrute lo que más le guste. Clásicos temas que no pueden faltar: western, ci-fi serie B, terror, lucha libre y un par de románticas para las chicas. La única pega es la habitual en bandas noveles, confundir caña marchosa con chunda-chunda-raca-raca en la sección rítmica...vamos que van a piñón fijo, la mayoría. No recomendado a rockers clásicos...punks-skaters-garageros fliparán. Los dos temas de las bandas españolas no son inéditos, ya estaban en su 10" y en la demo de 5 temas respectivas, pero dejan el pabellón alto, por encima de la media general.
Para conseguir tu copia desde España (hay pocas) por 10 euros, más 4 de gastos: dirty_surf@hotmail.com, más info aquí: www.myspace.com/dirtysurf .
Resto del planeta tierra: www.myspace.com/mareamisterio.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Mira, mira...


Tres librazos muy recomendables, dos de los mejores ilustradores-cartelistas de la actualidad y el tercero de un maestro clásico.
Wildsville, The Art of... es la primera recopilación a tamaño grande del artista norteamericano Derek Yaniger. Animador de la escena retro, asoma su trabajo por cualquier imagen que huela a tikis, swing, cocktails y demás parafernalia de soltero dorado. Suyos son los carteles del evento veraniego Tiki Oasis y su trabajo aparece regularmente en la revista Tiki News.

Nada mejor que darse una vuelta por su sitio web para alucinar con su trabajo: http://www.derekart.com/.


Symptomatica es el tercer libro de ilustraciones de Ragnar (sin contar sus 3 cuentos ilustrados). El cierre perfecto para su Vector Trilogy, cuya primera entrega Chromaphile ya empieza a ser difícil de localizar. Sigue mostrando una paleta de colores desbordante, donde la chicas explosivas parecen salirse de la hoja. Científicos locos, damas exóticas, esqueletos rockanroleros, robots gigantes y heroínas galácticas pueblan este tomo publicado por Baby Tattoo Books
en Los Angeles. Precio: $24,95.
Más información en:
http://www.babytattoobooks.com/ o en la página del autor:
http://www.littlecartoons.com/.

Jaro Fabry fué uno de los crónistas favoritos de Broadway, Hollywood y el mundo de la moda durante las décadas doradas de los años 30 y 40s. Sus elegantes dibujos aparecieron en todas las prestigiosas revistas de entonces: Life, Esquire, Colliers, The New Yorker, Harpers Bazaar o Cinema Arts. Todo un mundo repleto de señoras glamourosas y caballeros con smoking. Hermes Press ha compilado 112 páginas con su trabajo y el especialista Alex Chun se encarga de la introducción. Descubran ustedes por qué durante más de 30 años en las fiestas de la alta sociedad neoyorkina, que el ilustrador frecuentaba asíduamente, no se hablaba de otros dibujos femeninos que no fueran las chicas Fabry. Precio: $29,99.

martes, 23 de septiembre de 2008

Surforama,se acabó el verano




No se me ocurre mejor cierre para un verano recalcitrante en lo musical, que el primer Surforama madrileño del pasado fin de semana. Ni barrio más adecuado que Malasaña para recibir semejante evento.
El viernes, resultó un día extraño, como a medio gas. No se llenó la sala Taboo, quizá porque el cartel era menos popular que el del sábado. Para abrir, el cuarteto local The Imperial Surfers dejaron claro que son los mejores para animar la fiesta, su frat-rock-hunka-hunka-twist pilló desprevenidos a los recién llegados y bastante público, fiel a esa costumbre de llenar los bares cercanos, se quedó sin verles por la temprana hora (9:30 de la noche) que la sala marcó para empezar el sarao. Para la ocasión, cambiaron su habitual concurso de bailar twist por el divertido limbo, aunque el personal masculino no estaba muy por la labor...o pesaban las barrigas cervezeras. Las féminas cumplieron. Les deseamos lo mejor en sus conciertos germanos de Octubre. Continuaron Royal Pendletons, poniendo alto el listón garagero del festival y aunque muchos no asimilaban qué pintaban en un concierto surf, otros disfrutamos de su rock'n'roll estilo New Orleans, sobre todo de la voz de Mike Hurtt. Hay que agradecerles que hicieran un hueco en su extensa gira europea se escaparan a Madrid, tocando esa única noche y volvieran a Francia de madrugada para continuar con ella, un detalle (pagado claro, pero muchos hubieran dicho No, por no complicarse la vida...).Excelente show.
Cerraron los veteranos Laika & The Cosmonauts, que como buenos fineses resultaron clásicos, peliculeros...y fríos. Arropar el sonido del órgano con un guitarrista fino está muy bien. Las texturas seudo psicodélicas quedaron en el ambiente. Las versiones que incluyen en su repertorio también (me quedo con el tema central de Get Carter). Pero me dió una sensación de falta de garra, no ya de ellos, sino del sonido, que resultaba insuficiente para acallar las voces del público en las barras (otro jodido deporte que se puede practicar en los bares, no en las salas de conciertos donde algunos pagamos para ESCUCHAR al grupo, señores). Debe ser cuestión de temperamento, pero un poco más de calor rítmico hubiera sido el broche perfecto...y eso que el cover de Telstar final lo consiguió, pero eso, fué al final, y sin cigarrillo después. Una buena banda instrumental, que no surf, dejando la escena (se separan) con un show agridulce, una pena.
La noche del sábado les tocó abrir a los zaragozanos (con valenciano al bajo) The Vibrants, (foto de la derecha) que volvieron a dedicarnos otro show expléndido, aunque cortito para sus fans...los quiero de cabeza de cartel en cualquier festival ya!!!. Que están muy bien abriendo y teloneando, pero son capaces de levantarle el ánimo a cualquiera con su surf'n'roll y esa magistral revisión del Pipeline
mega-reverberada, entre otras.
Su repertorio habitual se cerró con la voz invitada de Aquilino Megatones regalando a los presentes un cover de La Mantequilla que Los Locos del Ritmo hubieran gozado, seguro.
Un placer la espera entre bandas departiendo con los muchos visitantes de la escena que se acercaron a Madrid a disfrutar del festival (Derrumbes, Lobos Negros, Malignos, Dirty Surf...) y aficionados galos, portugueses e italianos (Hey Marco, prometo darle otra oportunidad a Surfadelics!!). Después les tocó a Los Coronas, cumplidores con su ritual de rock instrumental a saco, eso sí, con trompetista nuevo muy cañero y uniforme con camisa que rezaba en su espalda "música surf al estilo español" y olé, añado yo...la única pega es que el repertorio funciona, han metido 2-3 nuevas en los últimos meses, pero necesitamos disco nuevo ya...y seguro que ellos lo están deseando.
Concierto único en Europa, formación de lujo (Mel Bergman y Johnny Bartlett a las guitarras, Maz Kattuah en la batería y el zumbado de Michael "Daddy Love" Lukas al bajo) y ganas de fiesta puta-madre la que traían The Phantom Surfers, en su esperado regreso. Desde el arranque con Malagueña del maestro Lecuona y el Bikini Drag de Gary Usher, dieron un recital de surf salvaje y destartalado como solamente ellos saben hacerlo. Da igual que los finales de las canciones sean anarquía en estado puro, que no entendamos la mitad del espanglish de Mike o que el tema estrella de su show sea la versión instro del Sheena is a punk rocker ramoniana de uno de sus dos discos como Ramonetures. Todo me parecía poco. Porque temía el final y ese nudo en el estómago de estar viviendo algo que difícilmente volveremos a disfrutar...y se hicieron de rogar con los dos bises, pero salieron de nuevo y cuando todo parecía terminar definitivamente...regresaron para machacarnos con un Church Key de acojone, con Mel dejando su guitarra de doble mástil en manos de su spanish-guitar-hero favorito, Esteban Imperial (ver foto) que salvó el marrón con dignidad y cara de incrédulo, mientras el enmascarado se bajaba a saltar con su público. Una noche inolvidable por la que estaré eternamente agradecido a Juan Diego, Diego RJ y demás responsables de este sarao. Espero ansioso la nueva edición y mientras tanto a Valencia en quince días, a sentir lo mismo con los Untamed Youth.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Más Twistin' Rumble!!

Ya tenemos dando vueltas en nuestro gramófono desde hace días los volúmenes 5, 6 y 7 de la serie Twistin Rumble!!. que de nuevo, como sucediera con las cuatro primeras entregas, prometen dejarte sin caderas en tu próximo party. Vamos a pasearnos por sus surcos...

El 5º es más Twistin' que Rumble, ya que incluye solamente 2 instrumentales, un exótico Gumbo Mombo (por el ritmo,suponemos que es un error y quisieron poner Mambo) de Guitar Gable y One To Ten, de Dickie Treadway & The Salados que parece extraída de una banda sonora de Russ Meyer. Pero cuidado, el resto de los temas seleccionados no desmerece en absoluto. Con unos trallazos du-duá que bien podrían ir en los recopilatorios Dangereous Doo-Wop a cargo de Vocaleers, Versatones, The El-Torros (así con doble erre) o The Gardenias (con I'm Laughing at You que versionearon Detroit Cobras). Mucho ritmo y blues guarro de saxofones hipercalientes y algunos nombres clásicos en los créditos como Dave Bartholomew, Billy The Kid Emerson o Buddy Guy. La joya sorprendente: una pasada de versión de Leaving Here que hace un tal Jimmy Hanna.

El doble de instrumentales en el vol. 6, hasta 4. Repiten The Gardenias, aquí con la cara B de single, Houdini, un excitante rythm'n'blues que acelera su ritmo a golpe de piano y saxofón. L.Anderson and The Tarnadoes (con a?) podía haber ido en cualquier volúmen de los mega-estupendos Las Vegas Grind con su Neck Bones & Hot Sauce, estupendo. En el mismo caso está Coco Mamie, de Moe Koffman otro temazo con fragmentos de la Danza del Sable, para animar strippers en clubs para señores. The Nite-Lites con 1,2 Boogaloo están más cerca del instro-groove sixties que del vacilón rítmico de su título. El resto, más rock'n'roll estilo Sin Alley y Desperate, algo de soul guarrete (muy buenas las voces femeninas Lillian Ofitt y Gwen Owen) y dos trallazos r&blues que no desentonarían en el repertorio de nuestros Fabulous Ottomans: Shake It de Duke Jenkins y el tema que cierra, I'm hurtin' de Billy Gayles.
Con la séptima entrega hemos disfrutado de lo lindo, la mitad del total, 7 son instros. El mejor, Goatsville, de Jay Hodge y su orkesta, compuesto por su guitarrista que aquí se luce: Lloyd Rowe. También guitarrera es Pigtail, de Don Schraier para el sello con uno de los logos más chulos de los 50-60: Orbit. Los saltarines The Lonely Knights marcan ritmo a base de pandereta mientras una voz sensual nos indica Do It To It. Mucho más exultante y calentorra suena Dog Patch Creeper, con The Velveteens aunque suena de pena la copia del single que se han agenciado para duplicar. El saxofonista Danny Luciano firma Get In To It que parece un tema de los Upsetters de Little Richard, vamos ritmo y blues de libro. Me encanta la revisión exótica que The Shan-Tones hacen del Sheba de Johnny & The Hurricanes (por cierto otro error tipográfico la convierte en la contraportada en Sheeb). De los temas vocales destacar un soulazo de Ray Scott acompañado por los Scottsmen: Right Now y los dos cortes que abren y cierran el disco. El salvaje comienzo de Clap Your Hands a cargo de los Ambertones y la despedida tórrida con el screamin' Arthur Noiel vociferando como un poseso It'll Make Your Holler, el medio tiempo más desgarrador que uno se ha echado al oído en los últimos años.
Estos recopilatorios, mientras no repitan temas con otros en exceso como es el caso, siguen haciendo una labor arqueológico-musical que nuestro escaso tiempo (y dinero dado el precio de algunos singles originales) agradecen. Que salgan cuando quieran...de 3 en 3 o de 4 en 4...

sábado, 6 de septiembre de 2008

The Charades "Wild Cards"

El cuarteto finlandés The Charades llega a su 8º disco (contando directos y recopilatorios) en una forma pletórica. Dentro de un estilo clásico de escuela europea deudor directo de Spotnicks y Shadows, comenzaron grabando sus primeros EP's para el sello Rautalanka y disco a disco han adquirido una pulcritud guitarrera que les sitúa al otro lado del charco, heredando por vena el legado Ventures, quizá sea por compartir pasión por hacer versiones peliculeras la que les marca tanto. Si van a sonar siempre como en este Wild Cards, bienvenidas sean, sobre todo cuando uno se fija en los créditos y piensa, ¿necesitamos otra versión del tema central de Los 7 Magníficos?...si suena así y parte de culpa la tienen los ventureros Bob Bogle y Don Wilson, que colaboran con ellos, alegría para el oyente (pueden oirlo aquí, porque video no tiene:http://www.youtube.com/watch?v=xfo1aVQD1Fw)
Además de el All Time High de James Bond, incluyen los temas centrales de Get Carter, Star Wars, Charada y el clásico del anime japonés Lupin III, con un intercalado del Hush de Deep Purple que le queda perfecto. Las composiciones propias brillan entre el resto, sobre todo la cañera Shanti Baba y la spy Danger Level 125. Para cerrar, un tema vocal con invitada, un hit finlandés Hikari, adaptado al japonés e interpretado por Ayako Minase, que pueden ustedes ver aquí:
http://uk.youtube.com/watch?v=NQq2H1fZDJ8
Un magnífico disco que pueden ustedes compartir con sus familiares de todas las edades e incluso jugar a eso de ¿esta canción dónde suena?.
Mr. Bongos

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Mi librería va a reventar...


Otro libraco para acumular en la saturada biblioteca y este no tengo muy claro por qué terminó en ella...
El tejano Johnny Ace es el artista que talló la cabeza de gato que lucía Lee Rocker en el mástil de su contrabajo, en la gira reunión de Stray Cats del 2003. También ha tallado unos cuantos contrabajos de banda psychobillys, incluyendo a los Cramps. Les juro que por eso no me compré el libro y miren que la sección dedicada a fotos de su vena escultora está bien. Tampoco es por el trazo que apuntaba cuando diseñaba carteles punk en los 80, demasiado tosco para mi ojo. Creo que la excusa está en la sección carteles recientes, que incluye bastantes protagonizados por Dick Dale, Ventures, Surfaris, Link Wray, Misfits, Straitjackets, Satan's Pilgrims, Bomboras, Ghastly Ones...llenos de ratones desbocados en dragsters acelerados...Porque la fama le llegó el día que Convención tras Convención, el mítico Ed "Big Daddy" Roth, decidió ficharle para su estudio, viendo que al chaval se le daba bien dibujar al filón de la casa, el jodidamentefeoperosimpático RatFink. Y así se convirtió en el tipo que más camisetas vende en cada cita, es el rey del aerógrafo en las convenciones Kustom de yanquilandia. Además ahora lleva a su señora Kali Verra que le ayuda, le da al pinstripping con buen pulso y se apunta a un bombardeo: diseño de moda street, fotografía, modelo...Un libro excelente para descubrir que hay equivalente lowbrow a la pareja musical Poison Ivy-Lux Interior, aunque me temo que tienen menos glamour que ellos...

martes, 2 de septiembre de 2008

Otra sorpresa increíble!!



Uno curiosea la red y acaba como casi siempre en Surfguitar: http://surfguitar101.com/modules.php?name=Photo_Of_The_Day&pid=226

viendo la foto del día (de la misma sesión que la que incluimos pero en blanco y negro, que resulta mucho más efectiva) y para sorpresa aparece otra banda bonaerense. No contentos con esos pedazos de grupos The Tormentos, Kahunas o Vulcanos los argentinos guardan otra joyita:

Suenan frescos, sueltos...pocas veces le agarran a uno las melodías con tanta sencillez. Da gusto comprobar que la segunda hornada (porque así lo reconocen ellos, han nacido amamantados por Kahunas y Tormentos) tiene un futuro prometedor. Son cuarteto, muy jóvenes y como curiosidad dos mellizos en las guitarras. Piquen y ya me comentan qué les parecen...
Por cierto, la foto incluída aquí y la que aparece en surf guitar101 son obra de Rafa Paz, cuyo sitio les recomendamos visitar también:

domingo, 31 de agosto de 2008

Despiste Rutero

Ruta-66, la revista más rockanrolera del kiosco, esa que antes era la reina de los fanzines y ahora pretende al lector moderno, en su número del mes de Septiembre pega algunos patinazos de cuidado. Vale que traten la gira de Ben Vaughn como si fuera la primera que nos hace (yo soy incapaz de contar las veces que ha visitado la piel de toro) pero que aseguren que tiene 8 discos publicados???. En un vistazo rápido a la discoteca he contado ¡¡12!! y sé con seguridad que pese a mi enfermedad, me falta alguna de sus obras. Un desliz que seguro tiene explicación (no incluyen recopilatorios, mini-Lps y Cds para el mercado inglés, discos grabados en el coche,etc...) pero más delito tiene que ahora los informes, que antaño eran enciclopédicos y suculentos, pasen a ocupar 3 hojas y se los quiten de encima de un plumazo...Llegar tarde a esa cosa que la prensa ínglesa ha denominado Neo-Soul, dedicarle espacio a la Winehouse (sí, ella encendió la mecha, pero sale hasta en la sopa...) y olvidarse de Nicole Willis, los australianos The Bamboos, DC Fontana, los Soul Investigators, New Mastersounds, los cojonudos The Gene Drayton Unit y tantos otros, que seguro estarían más cerca de los gustos del rutero base, es un punto negativo en la cuenta del sr.Juliá. Y para remate y más centrado en el contenido habitual de este blog, incluyen un mini espacio del festival Surforama, mencionan en el margen de foto Los tronchantes Phantom Surfers y la foto que meten es de los zaragozanos Vibrants, ¡¡vivan las prisas del cierre de edición!!.
No vamos a hacer sangre sobre su cambio radical de hace unos meses, personalmente me gusta la nueva maquetación, el nuevo look, pero no su contenido, no por gustos, sino por chicha informativa. Uno que es iluso y sigue creyendo que la música y sus aficionados, ya de por sí maltratados por el resto del panorama informativo(radio, prensa diaria y no digamos televisión...) necesitan todo y más (sobre todo programas de radio, fanzines inquietos y especializados, muchas revistas sobre cada estilo, internet a mansalva, conciertos cada día...) no esperaba estos despistes o al menos, un poquito de rigor.
Por si hay dudas: Sí, yo fuí colaborador rutero durante una década, pero pertenezco a la Asociación de Amigos de lo Constructivo, no hay rencor alguno en mi pluma, todo lo contrario...with respect que dicen por ahí.

domingo, 24 de agosto de 2008

Festival Surfer Joe (2ª parte)

Curioso y dulce comienzo para el Domingo 17, con un almuerzo ofrecido por el Caffe Mokaras, uno de los numerosos patrocinadores del festival y una jam session abierta a todo aquel que llegara con ganas de tocar y subirse al escenario, único requisito, traer tu instrumento bajo el brazo...
desconocemos el resultado de la propuesta, asi como el concierto de apertura, a las 16,30 de la tarde a cargo de I Surfoniani a los que llegamos justo cuando se despedían del público, con sus faldas hawaiianas, una siesta traicionera en la playa fué la culpable de nuestro retraso. Nos contaron que fueron muy divertidos, con una propuesta sonora relajada y muy entretenidos, maldita siesta...The Wavers y The Wet-Tones, siguieron en el cartel. Los primeros con un estilo clásico, muchas versiones convincentes y buenas maneras. El palo nos lo llevamos cuando intentamos hacernos con su demo de 3 temas al finalizar el show, nos pidieron ¡¡10 euros!! por ella...un atraco del que pasamos, claro. Los Tones (foto de abajo, dcha.) llegaban con 900 km. a sus espaldas y se les notó, pero al ver su imagen enmascarada veraniega y su buena técnica guitarrera, estábamos convencidos que los italianos reconocerían lo que tienen y les apoyarían más, pero no, la respuesta fué bastante fría, quizá también por la hora temprana de su concierto. A nosotros nos convencieron, aunque por momentos parecieran un remake de los Straitjackets...
Y hablando de bandas homenaje, The Sunny Boys (foto debajo de Wet-Tones)nos pillaron por sorpresa, lo que parece una propuesta limitada a mera imitación italiana de los Beach Boys resultó un live divertido, perfecto en sonido y con el equilibrio perfecto, casi rozando lo empalagoso, pero sin llegar...esperaba más temas de su reciente disco, Beach Sounds, que incluye 10 composiciones propias, pero solamente hicieron dos. El resto, repertorio de los Wilson a tutiplén, con excelentes armonías vocales y bromas contínuas en las introducciones.
La mejor la de Surfin'Bird, que parecía un tema de amor, algo meloso y se convirtió en un cover salvaje, aunque parezca imposible con esas camisas a rayas. Por cierto, también se marcaron la mejor visita a Miserlou de todo el evento, con Fabio, primero a la izquierda, sacando chispas de la Fender.
Los intermedios del escenario grande los amenizaron I Rifflessi, un cuarteto simpático que mezcló beat, surf y rock & roll con un aliciente añadido, el 95% de sus versiones las cantaban en italiano
Y llegó el momento especial de la noche, los responsables finales de mi desplazamiento a Italia, los suecos The Barbwires entraban en escena (foto de entrada, arriba). El grupo, cuyo disco ...Sounds Like Trouble, lleva 3 años sin alejarse de mi reproductor por su calidad también levantaba mis temores, me parecía imposible que fueran capaces de reproducir en directo esos arreglos, tantos matices y efectos...menos aún con la formación actual reducida a trío y así fué. Ahora todo gira en torno a la estrella, Mike, su guitarrista y la verdad es que el resultado es alucinante. El tipo es cool, toca como un endemoniado y se metió a la gente en el bolsillo al minuto de empezar a tocar. Qué mala bestia!!...Se marcaron media docena de temas de su disco debut y nos presentaron algún píldorazo de su inminente Sea Rider, como ese You Sun of a Beach. Tocaron fuerte, alto, nítido y rápido, como un tornado...cuando más caña llevaban, las notas de Endless Summer lo cortaron todo, !!qué pedazo de versión!! nunca un medio tiempo en mitad de un show salvaje, me había puesto los pelos como escarpias de esta manera. Y cuando estábamos retirándonos las babas calló Link Wray, los únicos que le revisaron en todo el festival. Hava Nagila para rematarnos como colofón y a casa. Masticados, triturados, con una sensación de orgasmo absoluto y una sonrisa de oreja a oreja en todos los de las primeras filas. Alguno hasta se echó un cigarillo. Una lástima que la labor de cierre final de estas maravillosas jornadas les tocara a los Bitch Boys, con la dura labor de tocar después del vendaval nórdico...Como siempre voluntariosos ellos, con temas quizá demasiado estirados en su duración, una buena puesta en escena, con go-gos, balones hinchables para jugueteo del público...pero algo no me termina de cuajar con sus directos, no son de mi estilo y no pude quedarme hasta el final.
Increíble fin de semana por el que siempre estaré agradecido a Lorenzo, Grazie mile...


sábado, 23 de agosto de 2008

Festival Surfer Joe (1ª parte)


Tres días de música surf, dos sedes a cual mejor, 15 bandas en directo, público dispuesto a pasarlo bien y todos los eventos...
Gratis...qué más se puede pedir...pues que el tiempo acompañe.
Una semana con il caldo italiano apretando de lo lindo y el día 15 se levantó de lo más intempestivo. La primera noche, en el party de presentación del festival, en el idílico Oasis de Mare, un explendido resort vacacional al borde del mar, el viento sopló a lo bestia desde el comienzo. En un mini escenario pegado a la piscina y con unos 50 valientes como público, nuestros Vibrants ofrecieron un aperitivo del show arrasador que ofrecerían al día siguiente. Todo el mundo bailó a su ritmo y no fué solo para entrar en calor, bestiali decían por allí. Después lo intentaron Daddy-O-Grande (Danny Amis de Los Straitjackets) con su banda italiana de acompañamiento actual, los Wadadli Riders, con los que estaba de amplio tour por Italia, pero escuchar temas de Straitjackets sin verlos al completo, se hace raro, cuesta mucho entrar en el show viendo a un solitario enmascarado en escena...tampoco los fineses The Charades estuvieron finos, se excusaron culpando a las 20 horas de viaje y prometieron mejorar para el día siguiente. Las vibraciones positivas de los presentes, sobre todo de esas máquinas que resultaron ser los organizadores del evento, los hermanos Valdambrini, Lorenzo y Luca, hacían presagiar un cambio radical para el día siguiente y así fué.
Mañana soleada y cambio de humor. Solo llegar y ver el garito, el club Calafuria, donde se celebraron los conciertos de los días 16 y 17 (ver foto) ya daba un subidón de cuidado. A un lado el tren, al otro los acantilados y el mar. En medio, una carretera de costa plagada de coches y motos disfrutando de la zona. Una especie de chiringuito playero con distintos niveles, plagado de barras, terrazitas, disco-pub donde se ubicaron los stands de venta y una mega-magnífica terraza al mar donde estaban los dos escenarios.Gran idea, como en los macro-festivales veraniegos, siempre bandas tocando, el sábado 16 amenizó los cambios del escenario principal el grupo local Sexual Chocolate que a la primera, nos descolocó con una mezcla de blues, soul, funk y boogie que parecía fuera de lugar, pero fueron calentándose según llegaba la noche y terminaron demostrando que cualquier fiesta admite profesionales del entretenimiento y ellos lo eran, lo juro. Bien temprano para nuestras costumbres ibéricas, a eso de las 5, empezó el desfile de grupos. Los italianos con resultados diferentes, The Surfadelics y Jaguar and the Savanas, dejaron un recuerdo que pronto se me esfumó (y no, la culpa no la tuvo el alcohol, malpensados) los primeros por algo plomizos y los segundos por demasiado verdes, eso sí, con el guitarrista más alto del evento y el único bajista que ¡¡leía las notas con la partitura en el suelo!!. Siguieron The Crashmen y aquí sí, amigos, calidad, reverberación a tope y una única pega, repertorio de versiones en un 85%, pero que repaso del Surfbeat del maestro Dale se marcaron, madre mía. Comenzaba la porra que Diego RJ (autor de la foto de aquí debajo) y yo mantuvimos durante todo el festival, esos clásicos repetidos hasta la saciedad iban apareciendo ya: Miserlou, Wipe Out, Pipeline, Penetration, Baja, Mr. Moto...y llegaba la primera sorpresa de la tarde.

Un señor mayor que recuerda a John Blair deambula de un lado a otro hablando con gente de la organización y con unos cámaras de televisión. Es Danny Amis quien nos lo confirma y además nos presenta a la leyenda, no me lo puedo creer, después de una genuflexión casi inconsciente, estoy charlando con uno de los culpables de esta fiebre que me atrapó hace años..."estoy grabando un documental para una productora californiana sobre la escena surf en el mundo, es lo que quería hacer antes de morir, contar un poco la historia y centrarlo más en lo que ha ocurrido en los últimos años, con el revival...este festival es la imagen representativa de Europa que he seleccionado...". Hablamos de la influencia de sus libros en tantos de nosotros, que los consideramos biblias, "el de música surf se reedita por fin a finales de año, ampliado y corregido, lo mismo ocurrirá con el de hot rod music para el año que viene..." y por supuesto de Jon & The Nightriders, durante tanto tiempo el único grupo moderno al que recurrir, cuando Tarantino aún estaba en el instituto.

Recuperados de la emoción volvemos la vista al escenario principal, donde aparecen 4 tipos de negro, son los finlandeses Charades, ahora descansados, dándome la segunda excusa para amortizar los más de 4000 km. en 8 días, con un conciertazo de aúpa. A tomar por culo el dolor de espalda, qué gozada de guitarras, qué versiones peliculeras, hasta les perdoné el Blue Hotel de Chris Isaak, que sí, bien ejecutado, pero esa voz...mucho mejores en los temas de su último trabajo, Wild Cards: Shanti Baba, Danger Level 125 o la revisión de Sea of Love, preciosa con el sonido del mar al fondo. Su lead guitar, el pequeño Arto Mäkelä, es un fino virtuoso y por la cara de admiración de Juan Diego, bajista de Vibrants y responsable del Surforama español, no me extrañaría nada verles pronto por nuestros escenarios.
"Después de ver su show hemos tenido que readaptar nuestro repertorio, para no repetir temas con ellos...y también porque nos daba miedo tocar detrás..."

Con esta modestia compartían
sensaciones los aragoneses tras
ver el show de Charades. Poco
maginaban que saldrían por la
puerta grande. The Vibrants
fueron lo mejor de la noche, en el
momento exacto,
con el ambiente caldeado y la gente con ganas.Tupés engominados, crestas,
rapados y melenas ye-yés, todos entonaron sus adaptaciones en castellano y esos himnos teenagers que todos deseamos berrear con ellos: Girl and a Hot Rod, Rey de los Surfers, Pretty Girls, Sigue Llamando...El primer concierto punk que les veo a los zaragozanos. Con un sonido exagerado, saturado, las voces atronadoras y el público encantado de la vida. Hasta Perfidia y Yellow Jacket les parecieron marchosas. Y nosotros orgullosos de nuestra representación cañí ante las cámaras USA, sacando pecho...porque lo bordaron. Son grandes, no se los pierdan.
Y la mágica noche no podía tener otro colofón. Los Wadadli Riders, en versión ampliada (teclado y una guitarra más que la noche anterior) nos relajaron con su sonido que parece sacado directamente de la BSO de Pacífico Sur, dando paso al gran Daddy-O-Grande, que tras repasar repertorio Straitjacket y algún tema de su disco en solitario, pocos para mi gusto, invitó al Sr. Blair a compartir revisiones de Surf Rider y Pipeline, momento histórico que Danny nos relataba al día siguiente: "somos amigos y nos conocemos hace mucho pero nunca hasta ahora había coincidido con John en un escenario, es la primera vez y para mí fué mágico, irrepetible, espero que también lo fuera para el público..." te puedo asegurar que sí.
Mañana, la segunda entrega.
Más info, en inglés, con vídeos, fotos y demás, aquí:

martes, 5 de agosto de 2008

Yotuve must: Madeira, Surfites, Kahunas y Volcanics




Cuidado, otra Hawaiian Party


Contactan con nosotros las patrullas costero-surferas para avisarnos de un evento peligroso y subversivo. Gentes con camisas floreadas, microscópicos bikinis y pelos extraños tienen pensado reunirse en Benidorm el próximo puente de la semana del 15 de Agosto.
Nosotros como somos tipos problemáticos les recomendamos que se acerquen, que en estos saraos siempre se pasa bien y hay cerveza fría, seguro. Y por supuesto, buena música enlatada y extraordinaria en directo, a cargo del cuarteto enmascarado alicantino Dirty Surf. Que no son ustedes de la costa, pues ya tienen excusa para una escapadita a la playa...y sí, Hawaii pilla un poco alejado.
Jueves 14 de Agosto en el Abraxas de Benidorm, a partir de las 10 de la noche.

domingo, 3 de agosto de 2008

A la tercera, la vencida


Olvidemos por un momento las características negativas que pueden hacer pasar desapercibidos o directamente ignorados a
The Madeira: no tienen una imagen llamativa, graban para un sello muy respetado por la aficionados, pero también con poca repercusión (Doble Crown) y sus discos visualmente gastan un diseño realmente rancio, a medio camino entre oriente y el rock sinfónico. No llaman la atención, verdad...pero tienen la Stratocaster de Iván Pongracic y se les perdona todo lo anterior, sobre todo cuando la banda firma un disco como Carpe Noctem, con un poderoso sonido cargado de matices y arreglos milimétricos que lo convierten en otra gema de lo que llevamos de año. Las raíces croatas del guitarrista (ex-The Space Cossacks) resaltan su pasión por lo mediterráneo, de ahí las melodías limpias, los toques exóticos y una amalgama de reminiscencias e influencias que enriquecen lo que ya se apuntaba en su debut de hace un par de años, Sandstorm.
Desde ya, reclamamos la etiqueta de clásico para Undercurrents, qué punteo más dañino, qué maravilla!!...pero no es el único temazo. Los trallazos surferos Rolling Thunder y Carpe Noctem son un subidón que me han recordado por momentos a Laika y sus Cosmonautas. Las versiones de S.O.S. (Stomp on Stomp) de Atlantics y El Flaco, de Reidar & the Quintones, son fieles a sus originales, pero suenan actuales, potentes. Dane, Todd y Patrick, el resto del grupo, han asimilado la línea marcada por el líder y se han convertido en una excelente maquinaría rítmica. Hasta los sonidos flamencos, el aire del magreb y el toque gitano quedan perfectos en los medios tiempos de tono misterioso: Tangaroa, Hamsa, Sahar...lo que los norteamericanos etiquetan como sonido instrumental europeo y nosotros simplemente disfrutamos con las orejas bien abiertas. Aquí hay calidad. Si los nombres The Bambi Molesters, Beat Tornados, Spotnicks, The Charades, Shadows, Langhorns, The Quiets y sobre todo, The Treble Spankers, están en tu discoteca, no te pierdas el tercer disco de los Madeira (contando su EP del año pasado) lo disfrutarás.
Más información sobre la banda: http://themadeira.net/
Pongracic también es colaborador habitual de la revista The Continental y os recomendamos el repaso a las reediciones de Dick Dale en Sundazed que hace en su último número, un dossier buenísimo y acertado al 100%.

miércoles, 30 de julio de 2008

Entrevista a The Barbwires


Nuestro colaborador Diego RJ se ha marcado una extensa y suculenta interview con el trío sueco The Barbwires, que por cuestiones de espacio no hemos podido alojar aquí, pero con pinchar en el enlace que les dejamos más abajo, pueden ustedes acceder a ella sin problemas, que la disfruten tanto como nosotros:
http://www.ipunkrock.net/index.php/site/comments/the_barbwires_las_mejores_olas_de_suecia/

martes, 29 de julio de 2008

Tiki Phantoms Vs. Derrumbes


Ya lo comentamos en una entrada de la semana pasada, nada que hacer el resto del mes y la mala suerte de ver coincidir varios conciertos interesantes el mismo día. Nosotros nos quejamos por vicio, muchos de los que lean esto y estén lejos de una gran ciudad con garitos de música en vivo, se acordarán de nuestra suerte por ello (y de paso de nuestras familias por protestones). El pasado sábado fué uno de esos días en Madrid. Hasta 3 grupos de rock&roll instrumental tocando en directo la misma noche. Después de darle al GPS vemos la imposibilidad de verlos todos, así que nos conformamos con asistir a dos, separadas las salas por apenas 300 m. a ambos lados de la Gran Vía madrileña. A un lado, jóvenes, acelerados, con las fender a cien y sus máscaras haciéndoles sudar a chorros, desde Barna: The Tiki Phantoms.
Primer clásico de la noche, "¿a qué hora empieza el concierto?" según el myspace del grupo a las 20 h., en el diario y la Guía del Ocio se aventuran con las 21 y en la web del Costello Club afirman que a las 21,30 horas. Empezaron a las 22,20, la duda de llegar al siguiente show revolotea ligeramente y asoma esa mala hostia de falta de respeto horario que solo se sufre aquí, pero se pasa rápido con una cerveza fría...En este garito no saben lo que es una Surf Party, que era lo que anunciaban...El party se limitó a cambiar los atuendos de camareros/as, con indumentaria floreada y collares hawayanos al cuello. Y el surf no apareció por los altavoces de la planta superior en una hora de espera, buena selección de rock'n'roll/rockabilly del dj que para mi asombro ¡¡pinchaba sentado en un silloncito!!...Mucha energía y diversión no contagiaba, la verdad... Suenan los clarines del show, los 4 Tikis fueron saliendo a escena como es su costumbre, asomando sus acojonantes máscaras por la cortina y machacando rítmicamente al público para entrar en faena...tenía curiosidad por verlos de nuevo, pasado un tiempo y con nuevo single bajo el brazo (que por cierto tuvieron el detallazo de regalar a los asistentes) pero no hubo sorpresas...lo cual no es bueno, pero tampoco malo. Desgranaron los temas de su debut, Regresan de la Tumba, incluyeron algún tema nuevo, como el central del single Ay Caramba!, aunque resulte difícil distinguirlos en esa vorágine de sonido que crean y parecen mucho más sueltos en escena, debe ser que han oído otro clásico "a mi es que el rollo instrumental en media hora me cansa". Un consejo, que se busquen pronto uniforme veraniego, porque con el lleno total, igual a calor humano, más el ambiente poco aireado de esa cueva, sus trajes negros/leopardo y las máscaras, dieron la sensación de morir ahogados en sudor con las fender colgando.
Cruzamos la Gran Vía. En la coquetona sala La Pequeña Bety aún no comenzaron a tocar los cántabros Derrumbes y eso que pasa más de una hora de la que anunciaban como inicio. Volvemos a solucionarlo con bebida fría y hey!! pantalla escupiendo peli de Russ Meyer para amenizar el retraso. Ante un aforo que no superó las 60 personas y nadie, excepto el firmante venía del otro concierto (lo siento chicos, esta ciudad es así de miserable a veces) aparece el quinteto con sus relucientes Teisco deseando empezar. Desde los primeros acordes de Shockwave hasta la última nota de Burnin' Love en el cierre, tuve una sensación extraña, vivida por desgracia muchas veces, de estar viendo un grupo cojonudo, que se merece mejor suerte con más público disfrutando de su orgía de rock'n'roll instrumental en todas sus variantes: desde el sonido surf de No tengo tabla o Bombora a sus jugueteos con lo exótico y el poderío rítmico en Drums A Go-Go, The Whip o Mag Wheels...pusieron toda la carne en el fuego, con go-go animando, saxofón ritmanblusero para ensuciar el sonido y temas fáciles para expulsar adrenalina, nada mejor que chillar Margarita o Krakatoa al compás del sonido y uno se queda muy a gusto. Han girado levemente hacia la onda de los recopilatorios Frolic Diner, Las Vegas Grind, Twistin' Rumble, Tabú y demás, cosa que me alegra una barbaridad, si ya me gustaban antes, ahora no me los perdería por nada...y esta noche han ganado por K.O. las guitarras Teisco.
Al final me quedé sin ver a Phil and The Spectras, en el Gruta, en la otra punta de la ciudad, qué le vamos a hacer...no se puede tener todo.